Sunday, February 28, 2010

VEGETALES


Los vegetales venían al principio como cena dentro de su sopa, bañándose con un jugo gástrico cada vez más ácido, más espeso, más mortal.

Los avánces en la medicina -y la tecnología- hicieron que un día el hombre descubriera el resultado de una endoscopía que hablaba de una gastroenteritis que ninguna zanahoria o rama de perejil le podría curar.

Entendiendo muy bien su situación, el viudo de avanzada edad se refugiaba ahora en el ron, en el humo y en el recuerdo. Nos enteramos al ver los giros acrobáticos de una colilla lanzada desde su balcón: hielo, pena, lágrimas, cenizas, soledad, televisor. Todo aquello buscaba silenciar las neurones que atesoraban la huella de un mal momento, del dolor, del recuerdo.

Estómago, pulmones, cerebro y el ayuntamiento decidieron despachar al hombre a los setenta y tantos. Todos entendían que ya era hora de sembrar y cosechar nuevos vegetales.

Imagen por http://www.anabelleperez.com

Tuesday, February 16, 2010

tweet

persuade perez before perez persuades you

Sunday, February 14, 2010

Breves cuentos de amores y trabas

AMOR POR LOS ANIMALES

Iba caminando bajo el sol grasiento del domingo pasado meridiano. Varios carros transitaban. Un gato suicida con granadas en el estómago se tiró a la calle para así poder alcanzar los neumáticos de un tractor. Cerré los ojos y Miau! Detuve mi vehículo pocos metros más adelante para rescatar al pobre perro que agonizaba en el pavimento, siempre fiel, siempre honesto. Me desmonté y cuando llegué hasta el hombre tirado en el piso éste me dijo atemorizado: descuida, estoy bien, solo fueron unos rasguños.

EL EXAGERADO

El hombre y la mujer lo hicieron en algún lugar de esos escondidos, a escondidas. Días después el hombre y la mujer en el teléfono, ella le dice: Ay papito, tu no te imaginas lo que a mi me pasó. Ella le cuenta que le habían visto salir del lugar escondido la noche robada, y le comenta que en realidad no le preocupaba, que en cambio eso le había sumado emoción a la aventura, al recuerdo, y que seguramente ella no era el primer voluntario que habían visto por ahí bebiendo, fumando o singando. Tenemos que volver. Quiero echarte pilas! él le insistió desde el otro lado, y entonces volvieron al mismo lugar escondido otro día robado.

Varios días después el hombre y la mujer en el teléfono, él le dice: Ay mi jeva, tu no te imaginas lo que a mi me pasó. El le cuenta que le habían visto y atrapado cuando salia del lugar escondido la última noche robada y le comenta que mientras le daba explicaciones al tipo de seguridad y a la señora del mantenimiento empezaron a salirle burbújas de látex que flotaron hasta el techo de la sala de trauma y shock del hospital en el que prestaban el servicio voluntario.

Fue la última vez que el cubano y la boricua hablaron.

Thursday, February 11, 2010

Al final nos pusimos de acuerdo (Un cronopio cupido y su media esperanza)



Ella era una mezcla de Paulo Coelho con Eternal Sunshine of the Spotless Mind, un viaje de amigos en Cabarete y un twist de Soda Stereo, ligera, incipiente en la pedagogía infantil y título en Psicología. ¿Y yo? Pues yo era un tipo alto que la miraba desde arriba. Fué nuestro primer encuentro a solas y conversábamos sobre nuestro futuro profesional, individual, el cual por desgracia tenia mucho que ver con estudiar y hacer las prácticas. Yo le estaba hablando con mucho entusiasmo, ella a mi también. Me impresionó de inmediato su capacidad para desprenderse momentáneamente del rol de mujer fertil que busca con sublime urgencia encontrar al elegido para amueblar un apartamento con más prisa que la misma Ikea, la sueca. Quiero decir que con esta muchacha se podía hablar, ustedes entienden.

- Mira Joan, el aprendizaje se trata de adoptar muchas técnicas, me decía moviendo el hielo en el vaso con el calimete. La destreza se adquiere con la experiencia y la meta viejo se alcanza con el corazón; además recuerda que todo lo que se quiere se puede, y que esa misma posibilidad de realizar tus sueños es lo que hará tu vida más interesante.

- Estoy de acuerdo contigo Lilian, le respondía. Pienso que es tál y como lo dices, pero a veces el problema radica en la dificultad de decidir entre conseguir aquellas cosas que soñamos o en cambio aprender a disfrutar de todas aquellas cosas que ya tenemos. La suciedad te impone sus paradigmas y luchar en contra de ella es lo mismo que luchar contra todo el Universo. Mira Lilian, pienso que somos una generación de muchas experiencias pero somos muchas veces incapaces de sentir aunque Pensemos.

Ahí justo la miré desnudando su Wundt, su James, su Freud, para así hacerle entender que a mi lo que realmente me interesaba en aquel momento era su balcón y su patio. Ella dejó de pensar y sonrió para dejarme saber que yo tambien le gustaba.

Nuestra próxima salida fue a Ikea.

Tuesday, February 09, 2010

Si nos dejan


Jodido, porque desde hace más de una semana estoy tratando de escribir la historia de un genio que termina quebrado por un culo 3G, pero no hay avance. El tranque es porque estoy cansado de los finales tristes y esto es un fenómeno irreversible si por ejemplo eres o fuiste alguna vez fanático de la música britpop, como en mi caso. Ya ves. Mira por ejemplo, aquí falta lenguaje figurado, talento, horas en una silla con el celular apagado y minimensajes que dicen No pana, me quedaré chilling en mi casa esta noche, no tengo cuartos solo libros. Si solo pudiera encontrarle un final feliz a mi historia del genio "enculado" quedaría satisfecho, pero me doleria no aburrir la historia un poco y mencionar por ejemplo acerca del trabajo de investigación que llevaba el tipo antes de conocerla, del cual solo supe que tenia que ver con algo disque de resolver un problema destinado exclusivamente al progreso o a la simple búsqueda del conocimiento, eso era lo que me explicaba cada vez que lo veía, whatever.
- Forget get it man, sorry, ya tengo suficientes problemas como para también querer entenderte a ti con tus diálogos internos y tu aburrida instrospectiva.
- Solo quiero escribir y que me leas la jodia historia. Con tu ayuda le encontraré el final. ¿Me dejas continuar?
- Ok, pero ¿me sacarás de los enigmas nebulosos y turbios de tus líneas por favor? ¿Quién coñaso es Borges? y por igual ¿quién coñazo es William Carlos Williams? ¿Is this a joke? Why am I ahora escribiendo en inglés?
- Gracias.

Empezamos. La mujer llamada Juliana que mala eres le había asegurado al hombre, Pedrito, que sería librado de la muerte si la aceptaba como su esposa. Una tarde en la Plaza de la Cultura, después de tomarse fotos debajo de una palmera y haber hablado por horas como hermanos, él le pidió matrimonio y ella aceptó. Llevaron esa vida de cristianos medidos you know, nada que ver con esos corruptos que andan por ahi diciendo que son unos santísimos y fuman y beben y chupan hasta por el hoyo del fullín, por decir algo raro. El la acepta, Ella lo acepta, se casan y pasan varios años, dieciocho para ser bien cuadrados y bajar la intensidad de este asunto. Tienen 2 hijos, July del Carmen y Pedro Arturo, quienes desafortunadamente crecen como religiosos de libro, boca y profesión. Son los mismos que luego predicarían la palabra de la salvación en algún otro capítulo, no quiero aburrirlos. La pequeña July, adolescente y fea como la mamá, pintaba bonitos objetos inanimados como animales de caza, frutas, flores, comida, plantas, rocas o conchas; Arturito, no se la edad ni el tiempo ni el lugar y tampoco me importa, era el muchachito inquieto con cara de mime que cantaba en el baño el Angel Caido, tambien participó por varios años en el coro de la parroquia de un colegio dirigido por monjas y sustentado por desacatados. Cuando Arturito subia la primera octava en cualquier alabanza o adoración se le hinchaba la garganta haciéndolo parecer como un ganso flaco e infeliz perdido en el lago artificial de un hotel de 2 estrellas.

- Te quiero Pedrito, le dice la mujer al despertar en la mañana.
- Y yo a ti mi Juliana, antes de conocerte anduve tan perdido y gracias a ti y a todo esto en lo que me has metido me he convertido en una persona totalmente renovada. Miranos Juliana que mala eres, que felices, juntitos los dos, será lo que seramos. Si nos dejan.
segunda mano - Coches de segunda mano